Según los resultados del reciente informe University of the Future Student Survey, publicado por Laureate International Universities, y que recoge la percepción de 27.000 estudiantes de todo el mundo sobre el sistema de educación superior de sus respectivos países, los estudiantes españoles no confían en la calidad del sistema universitario español y las oportunidades para el empleo que les proporciona. Por otro lado, creen que las universidades deberían hacer un mayor esfuerzo por acercarse más el tejido empresarial y por seguir transformando el modelo tradicional de universidad mediante metodologías y estrategias innovadoras.

Los estudiantes encuestados piensan que las universidades deberían ser más innovadoras y esforzarse por acercarse más el tejido empresarial

En mi opinión, generalizar suele ser tremendamente injusto, por lo que lo primero que hay que entender es que en el informe se están sacando unas conclusiones que si bien son absolutamente válidas desde el punto de vista estadístico, requieren de un análisis mucho más profundo para ver porqué nuestros jóvenes tienen esa percepción y qué aspectos del sistema universitario español, influyen más en estos resultados. 

Dicho de otra manera, por qué, a pesar de estar entre los mejores cuando formamos determinados profesionales como médicos, ingenieros u otros que están tremendamente valorados en todo el mundo, nuestros estudiantes no nos dan, ni siquiera un aprobado, cuando valoran la confianza que tienen en sus propias posibilidades una vez terminen sus estudios. 

Entendiendo entonces que los resultados no están valorando una universidad concreta, sino la percepción que los estudiantes tienen acerca del sistema universitario español y que dicho sistema, como el resto de España, no pasa por su mejor momento, yo diría que para analizar estos resultados hay que mirar en dos direcciones:

  • La primera es la influencia que en estos resultados puede tener el retorno de la inversión que supone obtener un título universitario, no sólo para el estudiante sino para toda la sociedad y no solo en dinero, sino en tiempo y esfuerzo. Cuando miramos en esta dirección lo que vemos es que se han subido las tasas universitarias, que el tiempo necesario para terminar estudios supera con creces el tiempo previsto en los planes, que en general, el paro entre los universitarios es excesivamente alto,  que el empleo que se consigue, una vez que se terminan estudios, es empleo precario, no acorde al nivel de estudios y por lo tanto es percibido como empleo de baja calidad y que en muchas ocasiones todas las oportunidades pasan por salir fuera de España a trabajar. Con este panorama parece lógico que los estudiantes no tengan mucha confianza en nuestro sistema universitario. 
  • Por otro lado si miramos al contexto universitario actual. Independientemente de la calidad de la formación que recibe un estudiante, el mensaje constante que recibe es que no hay una dirección estable en materia de educación, que se está recortando el presupuesto de las universidades, que se invierte cada vez menos en investigación y que cada vez hay menos ayudas para el que no puede permitirse pagar una matrícula universitaria. Una vez más, parece lógico que la percepción de la calidad del Sistema Universitario Español no sea la adecuada.Con esto no quiero decir que no haya que poner foco en cómo mejorar la calidad formativa de nuestras universidades, por supuesto que sí y nos están diciendo cómo, con más innovación y mayor cercanía a los entornos profesionales, pero hay que empezar por asegurar dos cosas básicas a mi modo de ver, un contexto universitario estable que genere confianza por sí mismo y un retorno de la inversión acorde con la dimensión de lo que se invierte. 

Si aseguramos esto, la propia comunidad universitaria se encargará de mejorar la calidad de la formación aunque para ello haya que vencer duras resistencias al cambio, que también habrá que hacerlo, pero empecemos por eliminar algunas barreras que hacen este cambio sea mucho más difícil.

 

Pedro Lara 

https://es.linkedin.com/in/pedrojlarabercial

 

 

Si quieres conocer más de la Universidad Europea, visita nuestra web