La recesión económica ha afectado a los modelos existentes en todos los ámbitos y la generación postcrisis, como no puede ser de otra forma, va a incorporar una conciencia renovada, más sostenible y con valores más acordes a las actuales tendencias sociales.

 

 La Universidad Europea incorpora un enfoque práctico y multidisciplinar alineado con los retos que afronta el sector

Esto conlleva una necesaria transición para la Arquitectura -que de hecho ya se está viviendo-, en la que habrá un cambio hacia valores más conectados con lo que importa, con la razón de ser de la profesión: la vida real, una mayor conexión entre las ciudades y los ciudadanos, la recuperación urbana como centro de la vida y la creciente tendencia hacia unos hábitos más sostenibles.  Atrás quedará probablemente la arquitectura entregada a la imagen y al artificio.

En todo este escenario, el papel de las Escuelas de Arquitectura de nuestro país es clave. Tenemos una responsabilidad con nuestros estudiantes, jóvenes con una vocación innata por la estética de las formas. Son creativos por naturaleza y se empapan de la pulsión que se vive  en las ciudades para hacer realidad espacios innovadores que dan respuesta a las demandas existentes. 

Totalmente alineados con estas ideas de progreso, en la Universidad Europea incorporamos un enfoque práctico y multidisciplinar en los estudios de este área, porque entendemos que la Arquitectura no es solamente una disciplina técnica que se aplica con mero sentido pragmático, sino que es un instrumento clave para dar sentido al entorno físico en el que se desarrolla la actividad de los seres humanos. Y solo mediante un entendimiento profundo de los fenómenos de todo tipo que actúan sobre ese medio, un futuro arquitecto puede ser consciente de la responsabilidad que adquiere con las generaciones futuras.
 
Además de una formación en conocimientos técnicos, otorgamos valor a las competencias transversales, lo que diferencia a nuestros estudiantes en un mercado laboral que necesita profesionales  preparados para trabajar en entornos cambiantes. Todo ello se apoya en tres palancas: metodologías docentes innovadoras, una formación personalizada y un entorno internacional.
La agencia de acreditación National Architectural Accrediting Board (NAAB) certifica que las titulaciones cumplen con los estándares exigidos en EEUU

Ofrecemos la posibilidad de estudiar íntegramente en inglés y completar parte de los estudios en universidades de prestigio de otros países, como  la New School of Architecture and Design –NSAD- (San Diego, Estados Unidos). Además, somos pioneros en haber obtenido la Equivalencia Substancial de la agencia de acreditación estadounidense National Architectural Accrediting Board (NAAB), que certifica que la formación que reciben nuestros estudiantes del área de Arquitectura cumplen con los estándares académicos y profesionales exigidos en EEUU, lo que representa un importante activo para el desarrollo profesional de los egresados de la Universidad Europea en todo el mundo.

Ofrecer una formación que abra el máximo número de posibilidades profesionales nos conduce a una decidida internacionalidad. Estamos convencidos de que este planteamiento es el único que asegura la adaptación permanente de nuestras titulaciones a las necesidades del mercado y a las tendencias sociales, permitiendo al alumno entender la profesión y las competencias que de ellos espera la sociedad: un profesional sensible con el movimiento de su entorno, innovador, emprendedor, flexible ante el cambio y capaz de identificar las oportunidades de negocio.

 

Miguel Gómez Navarro

https://www.linkedin.com/pub/miguel-gomez-navarro/24/451/a5b

 

 

 

Si quieres conocer más de la Universidad Europea, visita nuestra web